Los mejores logotipos son sencillos en apariencia; por lo que, para alguien inexperto, pueden parecer fáciles de crear. Los diseños de logotipos perfectamente equilibrados que ves todos los días son el resultado de ajustes obsesivos. Los diseñadores expertos son tan hábiles unificando formas, colores y composiciones que su trabajo parece sencillo.

Sin embargo, contratar a un diseñador para que se haga cargo de todo el proceso no siempre es posible. Tal vez trabajas con un presupuesto ajustado o ya tienes una idea desarrollada en mente. Cualquiera que sea el caso, échale un vistazo a estos conceptos básicos de diseño antes de crear tu propio logotipo.

1. Busca inspiración para el diseño

Los elementos visuales atraen tu atención hacia detalles simples que hacen que un buen logotipo destaque. Aprender a identificar los elementos de diseño atractivos puede ayudarte a delimitar tus opciones de estilo.

Busca logotipos de marcas y diseñadores exitosos para inspirarte. Puedes imprimir imágenes, guardarlas en la computadora o crear un álbum web en sitios como Pinterest. Trata de analizar visualmente tus elecciones favoritas, tomando nota de la forma y la disposición de cada forma. Estos son elementos de ejemplo a tener en cuenta:

  • ¿Las líneas son afiladas, redondeadas o una combinación de ambas?
  • ¿El diseño es simétrico? De no ser así, ¿qué otros elementos le dan equilibrio?
  • ¿Cómo se emplean en el diseño los elementos centrados o descentrados?
  • ¿Cómo interactúan las formas? ¿Son adyacentes? ¿Están apiladas? ¿Se superponen? ¿Son concéntricas?
  • ¿Los colores se complementan? ¿Contrastan? ¿Es monocromático? ¿Neutro?
  • ¿El diseño incluye espacios en blanco? ¿Líneas o formas discontinuas?

Presta atención a los patrones y tendencias que destacan, especialmente en tu sector. La percepción del consumidor es una parte muy importante en la creación de una marca. Imagina acudir a un banco que tiene un logotipo de una mascota extravagante y colores de marca alegres y juveniles. Un banco debe inspirar confianza, por lo que necesita un logotipo serio que coincida con su identidad de marca.

2. Elegir entre un diseño personalizado o uno estándar

 ¿Rehuyes la mera idea de un proyecto artístico? Un creador de logotipos es una opción que puedes usar por tu cuenta para obtener un diseño o modelo predefinido sin contar con ninguna habilidad artística. Los creadores de logotipos ofrecen plantillas de diseño con imágenes y combinaciones de fuentes para ayudarte a probar una variedad de estilos. Están diseñados para principiantes, y puedes personalizar un diseño con solo unos pocos ajustes sencillos.

Por otro lado, un logotipo personalizado original puede hacer destacar tu negocio, lo que te brindará una mayor distinción y reconocimiento de marca. La alternativa personalizada requiere más tiempo, esfuerzo y paciencia, pero puedes simplificar un diseño para que se ajuste a tu nivel de habilidad.

El uso de un diseño estándar puede funcionar en algunas situaciones si no deseas crear tu propio logotipo desde cero. Por ejemplo:

  • Tienes un negocio consolidado con una base de clientes leales.
  • Operas de forma local y tienes pocos competidores directos.
  • Operas de forma local y cuentas con una marca sólida por medio de otros canales.
  • En general, tu marca va en contra de las normas de la industria.

Un logotipo personalizado suele ser una buena opción si tu empresa es nueva o tiene presencia en línea. Las empresas en desarrollo están bajo más presión para captar una audiencia, y es más fácil destacar con un logotipo personalizado.

3. Piensa en transformar una plantilla

 Si te decides por un creador de logotipos, busca programas con una amplia biblioteca de plantillas editables. Cuanta más capacidad tengas para personalizar el diseño, mejor será. La personalización disminuye la posibilidad de encontrarse con otra empresa que tenga un logotipo similar. Elige una plantilla con un símbolo que te guste y, luego, cambia las fuentes y los colores para personalizar el diseño. Si resulta apropiado, elige un símbolo que tenga fuertes vínculos con el nombre de tu empresa, pero no con tu sector de actividad.

Piensa en cómo Fruit of the Loom usa alimentos en una marca de ropa interior, una relación poco común. Sin embargo, transmite perfectamente el mensaje que hay detrás de la marca.

También deberías probar con diferentes ubicaciones para las palabras. Apartarse del aspecto estándar (un logotipo sobre el nombre de una empresa) puede dar un impacto visual inmediato. Estas son formas habituales de modificar una plantilla:

  • Marco: organiza las palabras alrededor del logotipo en un cuadrado o un círculo (StarbucksNBC )
  • Dos tonos: usa un color diferente en las palabras adyacentes para que contrasten (Beats Audio)
  • Apilamiento: apila varias palabras con alineación derecha, izquierda o descentrada (Land Rover)
  • Cambio de orientación: modifica la dirección de las palabras o utiliza un diseño que no sea lineal (Home DepotOcean Spray)

Si no tienes planeado usar un logotipo, es aún más importante ser único con la letra.

4. Elige el software de diseño de logotipos adecuado

Evita el uso de software que no esté diseñado para crear imágenes de alta calidad. Es tentador recurrir directamente a los programas que ya conoces, pero se te presentarán obstáculos enseguida. Con programas como Microsoft Paint o Powerpoint, se pierde claridad cuanto más edites y cambies el tamaño de un logotipo.

Para obtener los mejores resultados, debes trabajar con archivos vectoriales que sean escalables. Entre los tipos de archivos comunes están .ai, .eps y .svg. Estos tipos de archivos también te permiten crear fondos transparentes para que puedas mostrar un logotipo limpio en cualquier medio. Elige un software profesional, como Adobe Illustrator o CorelDraw, u opciones gratuitas, como GIMP.

Si no te sientes a gusto diseñando en formato vectorial, puedes convertir otro tipo de archivo en un vector. Solo asegúrate de que el diseño original sea grande y definido para que conserve la mayor calidad posible.

5. Plasma todas tus ideas en papel

¿Vas a crear el diseño de un logotipo completamente nuevo? Haz borradores a mano con bolígrafo o lápiz para elaborar tu diseño. Trata de no preocuparte demasiado por tus habilidades artísticas. El objetivo es que restrinjas menos tus ideas iniciales. Hacer garabatos es como dejar que tu cerebro libere todo tu potencial creativo sobre el papel. Si empiezas con un software de diseño para principiantes, es más probable que te limites a las formas y los símbolos disponibles.

Nuevamente, Internet es un gran lugar para encontrar ejemplos de bocetos de logotipos. No te deshagas de tus bocetos fallidos. Pon varios garabatos en la misma página para comparar los cambios. ¿Por qué no pruebas también con algunos tipos de letras hechos a mano? Observa cómo evoluciona el proceso del logotipo para concentrarte en lo que funciona y en lo que no. Luego, puedes probar nuevas combinaciones mezclando los elementos que te gustan.

6. Usa formas simples como base

Piensa como los profesionales y deja que las formas te guíen. Los diseñadores utilizan formas básicas para perfeccionar la forma de un logotipo y crear formas más complejas. Esta técnica es una manera fácil de preservar la simetría y las proporciones, así como de evitar líneas deformes. Considera estas maneras ingeniosas de basarte en formas:

Superposición: superponer formas simples puede ayudarte a crear el contorno de una forma más grande. Seas o no consciente de ello, probablemente hayas aprendido esta habilidad en la primaria. Imagina dibujar un logotipo de un conejo. Intenta buscar formas comunes en la forma del conejo. Si observas con más atención, te darás cuenta de que el cuerpo está compuesto principalmente por círculos y óvalos.

Reducción: usa formas básicas y superpuestas, y luego borra algunas partes para revelar el espacio negativo. Piensa en logotipos de marcas reconocidas, como Pepsi, Adidas y Mitsubishi.

Sustitución: las formas también pueden servir como referencias cuando busques una forma de logotipo hermosa y equilibrada. Piensa en la famosa “mordida” del logotipo de Apple. Un diseñador haría uso de un círculo para crear el recorte perfecto. Aunque el círculo no forma parte del diseño, ayuda a obtener una curva equilibrada y proporcionada en la manzana.

7. Elige tu paleta de colores

Después de elaborar la forma y el diseño de tu logotipo, empieza a pensar qué colores quieres ver representados en tu marca. De acuerdo con Adobe Create, hay 3 cosas simples a tener en cuenta al elegir la paleta de colores adecuada para tu logotipo: 

  1. Empieza tu logotipo en blanco y negro. El logotipo es más memorable que el color.
  2. Usa los colores para destacar. Elige una gama de colores que te distinga de la competencia en tu sector.
  1. Ten en cuenta el contexto de tu paleta de colores. Asegúrate de que los colores que elijas se adapten bien de la impresión en tus materiales de marketing, a tu sitio web y redes sociales. Considera también los significados de los colores en las diferentes industrias y ubicaciones geográficas.

El diseño de logotipos es un reto, y es probable que se te ocurran más ideas malas que buenas, pero no te desanimes: eliminar todos los elementos que no encajen es la manera de crear un diseño ganador. Acepta comentarios mientras creas tu diseño. Dejar tu perspectiva creativa de vez en cuando te ayuda a detectar fallos y editar como un profesional.

Si no tienes el tiempo o la paciencia para crear tu propio logotipo, considera probar nuestro creador de logotipos. Elige entre miles de diseños diferentes para encontrar el logotipo perfecto para tu empresa.