Sabes que el diseño de tu logo necesita una actualización urgente.

Pero también sabes que actualizar tu logo para darle un look más moderno podría costarte algo de reconocimiento de marca – e incluso podrías perder clientela.

Lo cierto es que puedes sentir que es prácticamente imposible crear un logotipo que resuene con el mercado actual sin alejar a tus clientes de largo plazo.

También te preocupa cómo es que podrás crear un diseño que esté en sincronía con las tendencias de diseño actuales, pero que no se base tanto en ellas, como para volverse obsoleto en un año.

No te preocupes. Lo prometemos, no es tan difícil como crees.

Cuando estés listo para llevar tu diseño de logo hacia una nueva era, mantén este artículo cerca para hacerlo de la manera correcta.

  1. No te alejes de la misma familia de color

Los colores son mucho más que una parte de tu estrategia total de branding, y son el enfoque central del diseño de tu logo.

También pueden evocar emociones específicas en tu mercado meta. Por ejemplo, ya que el verde está asociado con la naturaleza, comúnmente es utilizado por empresas de alimentos orgánicos, suplementos nutricionales, y empresas de artículos para exteriores.

Para preservar tanto tu reconocimiento de marca como las emociones con que las personas asocian a tu empresa, considera cómo puedes trabajar dentro de la misma familia de colores que componen a tu logo actual.

Por ejemplo, tal vez quieras utilizar un tono de azul más oscuro que el que tienes actualmente. Tal vez solamente quieras cambiar uno de los tonos y quedarte con los otros dos. Tal vez quieras añadir un color, sin quitar ninguno de los que solías utilizar.

Esto te ayudará a ser consistente y es más un ajuste que un cambio drástico.

  1. Debes tener una razón clara para actualizar el logo

¿Uno de los consejos de diseño de logos más importantes a tener en mente cuando estás cambiando tu logotipo actual?

La razón de su actualización.

No debes cambiar tu logo en un intento por “ajustarte a las nuevas tendencias” o “mantener sorprendido a tu mercado.” Las razones deben ser concretas.

Tal vez cambiaste el enfoque de tu producto. Tal vez te fusionaste con otra empresa, tal vez incluso estás reinventando tu marca después de una crisis de relaciones públicas.

Un logotipo no es algo que debas cambiar con frecuencia. Cuando te decidas a hacer el cambio, debe haber una razón verdaderamente importante detrás de tu decisión.

  1. Define el aspecto más reconocible de tu logo

Cuando estés listo para hacer el cambio, necesitas primero definir el aspecto más reconocible de tu diseño – eso que no debes cambiar.

Probablemente no puedas imaginar a Nike sin su icónica palomita. O una letra de Google que no sea azul, amarilla, roja o verde; eso sería impensable. Si la banda Metallica decidiera deshacerse de su reconocible tipografía que recuerda a un rayo, ¿cómo sabrías a quién estás escuchando?

  1. Actualiza la fuente tipográfica

¿Un cambio efectivo que empresas como Zara han llevado a cabo con éxito cuando actualizaron sus logotipos?

Cambia muy poco en el diseño, excepto por la fuente.

Por ejemplo, Zara se quedó con su paleta de colores en blanco y negro, y sus letras mayúsculas. Simplemente eligieron una fuente con trazos más lagos y letras menos espaciadas – e incluso este cambio mínimo generó una gran cantidad de prensa para la empresa de ropa.

Cuando cambias solamente un aspecto de tu diseño de logo, como la fuente, no estás poniendo en riesgo a la marca que tanto trabajo te ha costado construir. Solo la estás llevando hacia el futuro.

Necesitas descubrir qué parte de tu logo – ya sea la tipografía, el color o la imagen central – merece quedarse. Después, asegúrate de que cualquier elemento nuevo que agregues no robe la atención del aspecto más importante de tu diseño.

Esta es una gran manera de lograr que, cuando el nuevo diseño sea revelado, todos sepan que todavía representa a tu compañía.

  1. No te conformes con tu primer diseño

¿El último punto que es necesario recordar cuando diseñas un logo un poco más moderno?

Nunca te conformes con tu primera decisión (a menos que hayas visto muchísimas opciones distintas y todavía sea esa tu favorita, por supuesto.)

Debes intentar modificar todos los aspectos que mencionamos anteriormente en este artículo, y ver qué cambios tienen el mayor impacto en tu diseño final.

Por ejemplo, ¿se ve mejor cuando cambias la paleta de colores o cuando usas una nueva fuente tipográfica?

Puedes incluso generar anticipación acerca del rediseño e involucrar a tu mercado meta en el proceso. Muéstrales algunas de tus opciones de diseños favoritos. Luego, crea una encuesta y permíteles votar por la opción que más les guste.

Sigue estos lineamientos al actualizar el diseño de tu logo

Esperamos que este artículo te haya ayudado a entender la mejor manera de actualizar el diseño de tu logo.

Recuerda que necesitas tener una razón real para hacer el cambio. También recuerda que siempre es mejor quedarte con los mejores elementos y hacer cambios menores.

Si necesitas hacer cambios más drásticos, asegúrate de que tu base de clientes y tu mercado meta estén conscientes de estos cambios.

Envía campañas de correo electrónico y haz publicaciones en redes sociales. Actualiza todos tus materiales de marketing digitales e impresos. Corre la voz acerca de tu nuevo diseño.

¿Quieres crear unos diseños muestra por ti mismo para tu nuevo logo? ¿Estás interesado en llevar a tu marca al siguiente nivel contratando a un diseñador profesional de logos?

Mantente en contacto con nosotros para seguir actualizado.